martes, 21 de diciembre de 2010

Thinking of you (1ra parte)

                                                      

Esta es la historia de una joven de piel trigueña y ojos oscuros como la noche, su nombre era  Mary. Esta historia empieza en el 13 de febrero de 1938. Ella tenía 17 y dos meses cumplirá los 18. Que paso el 2 de febrero? Además de la 3ra boda de su madre, conoció a Mark un chico fornido de ojos azules, que hacia ese chico ahí? Pues no era más que un coleado a la ceremonia. El joven se acerco a Mary.
-Hola me llamo Mark- dijo - y tú? Pregunte
-Mary-
-Mucho gusto, Mary- dijo Mark, le entrego la mano-
-Igualmente- dijo Mary estrechando su mano con la de Mark.
-Que haces aquí?- Pregunto Mark
-Soy hija de la novia y  tu?-
-No soy más que un coleado- dijo riendo, Mary se rio con el- Quieres bailar?- pregunto
-No, soy una pésima bailarina- dijo
-Que importa, yo soy igual-

Mark jalo a Mary hacia la pista de baile, empezaron a moverse de la manera que no sabían y empezaron a reírse de sus torpes pasos… Esto era el comienzo de lo que sería algo más que una amistad.

Pasaron dos meses Mary cumplía los 18, hizo una gran fiesta a orillas de la playa en la que medio Londres fue, ella estaba reluciente ese día, la fiesta le encanto, pero, le hubiera gustado que Mark hubiese estado, Mary lo consideraba tan divertido. Mary se dirigió a la mesa a recoger un poco de coctel.

-Que gran fiesta no? Dijo una voz; Mary se volteo para ver quién era y se encontró con unos ojos muy azules en los cuales se la hacía tan fácil perderse, aquellos ojos le pertenecían a Mark-
-Que haces acá? No recuerdo haberte invitado- dijo Mary
-Me colee-  respondió Mark
-Wow, como se nota que eres todo un experto-
-Lo soy-
-Gracias al cielo que lo eres, la fiesta ha estado un poco aburrida- pensó-
-Es hora del  baile, tengo que ir con mi padrastro- Dijo Mary

Mary se fue a bailar con su padrastro y Mark se le quedo mirando, con ojos distraídos. Ustedes creerán que ya es muy pronto pero Mark lleva tres años obsesionado con la piel morena de  Mary, solo que tenía miedo de ser rechazado, Mary estudiaba en los colegios más prestigiosos de toda Londres, mientras  que Mark estudiaba en casa, su abuela invalida le enseño todo lo que sabe a cambio de cuidarla. Ella era un chica rica y consentida y el era un chico de bajos recursos y despreciado por los vecinos.

-Baila con ella- le dijo un amigo que estaba ebrio
-No- dijo Mark
-Por que no, amigo? Llevas años esperando esto- lo tiro hacia la pista de baile, casi choca con Mary y su padre.
-Me la permite- dijo Mark fingiendo seguridad, el señor le sonrió al joven y le dejo bailar con Marry, los dos jóvenes se agarraron para bailar la pieza – La última vez que baile contigo eras una pésima bailarina- le dijo a Marry
-Tuve que practicar bastante por semanas para no hacer el ridículo este día- dijo Mary riéndose- Tú no has mejorado para nada.
Mary y Mark seguían bailando con los pasos torpes, pero aun asi al compas de la música, eran el show de la noche. Mary se estaba divirtiendo como nunca y Mark estaba bailando con quien era su mayor secreta obsesión. Ninguno de los dos quería separarse se veían tan bien juntos , era como si el destino hubiera dictado que su futuro era estar juntos. 

-Vamos a hacer un plan- dijo Mary perdiéndose en los ojos de Mark-
-Dígame- dijio Mark
-Me caes bien y quiero conocerte mejor, que tal si venimos a este mismo lugar, aquí en la arena al atardecer de cada viernes dijo Mary- Puedes?
-Que ganare?- dijo Mark
-Pues, estar conmigo- dijo Mary
- Trato hecho- Le dedico una sonrisa a Mary

Empezaron a lanzar fuegos artificiales, Mary y Mark pararon de bailar, para ver los fuegos artificiales, Mary en un acto inocente se acurruco entre los brazos entre los brazos de Mark mirando el acto pirotécnico. Mark se sonrojo y sonrió. Su sueño se estaba cumpliendo cosa que nunca creyó que se cumpliría.

Los días pasaron ninguno  de los dos rompió el trato. Pero un dia los dos estaba solos en la playa,  acostado en la arena mirando las estrellas. Mark empezó a mirar a Mary, diciéndole en secreto cuanto la amaba, esa mirada se tropezó con la de Mary. Sus cueros, se juntaron mas has que sus labios se tocaron al momento se separaron y juntaron sus manos. Ya ninguno de los dos podía negarlo se amaban.

Todo era color azul cielo y perfecto hasta que el 9 de septiembre de 1939. Los alemanes empezaron la guerra. El Rey de Inglaterra no se iba a quedar con los brazos cruzados, así que empezó a hacer su propio ejército. Penso en mandar a todos los jóvenes adultos, que estuiveran en forma para la guerra y Mark cumplia todos los requisitos, le había llegado la carta de orden.

Una semana antes de su partida llevo a Mary al puente para hablar con ella.

-Tengo algo que decirte, tesoro-  Dijo Mark
-Digame- dijo Mary
-Recibi una carta del Rey- dijo Insinuando lo de carta – Es una orden. La carta me llego ayer, tengo que ser militar. Se que es difícil, pero, piensa que lo hago por ti, tu seguridad y tu propia vida- agrego-
- Si ta vas puede que muera- dijo Mary dejando salir una lagrima
-No te vas a morir, porque me prometerás que seguirás con tu vida- Mark  estampo sus labios contra los de Mary –
-No te vayas, te necesito, te amo y no quiero estar sola-
-Yo también te amo- dijo- Nunca te dejare sola, siempre te estare cuidando solo conserva este brasalete, para que nunca olvides- Mark le dejo el brazalete en la muñeca de Mary. Los ojos de la joven estaban demasiado humedecidos como para ver el pequeño presente. Asi que no hizo mas que abrazar a Mark y llorar en sus brazos.

Los dos se sentaron a costados del puente  Mary lo único que hacía era llora, lloro tanto que hasta se quedo dormida en los brazos de  Mark. A el no le quedo de otra que llevarla a su casa cargada.  Sus padres lo dejaron pasar a su enorme casa y dejarla en la cama. Una vez que la dejo en la cama de despidió con ella con un beso en la frente.

Mary despertó de golpe vio el brazalete en la mano, fue como si le pegaran una bala en la cabeza estaba viviendo una pesadilla y solo le quedaba una semana. Todos los días de esa semana ella fue a casa de Mark a ayudarlo a empacar todo, tenía que aprovechar los últimos días  con el.

Paso la semana Mary fue a la estación de trenes para despedirse de Mark, ambos trataron de contener la lágrimas, no querían volver el momento mas melancólico de lo que ya era. Se despidieron con un gran beso y esa fue la última vez que se vieron. La abuela de Mark estaba destrozada, Mary la acompaño a su casa y se quedo a vivir con ella, Mary necesitaba algo en que ocuparse y la señora  de la edad de oro necesitaba un acompañante. Todos los días Mary visitaba la playa y se preguntaba y se volvía a preguntar si algún día volvería a perderse en aquellos ojos azules como el cielo que la hacían sentir como si volara y  la melancolía que llevaba en su corazón pararía, pero, a pesar de todo no iba a romper la promesa que le hizo a Mark ….

                                                                                                  Continuara.... 

*******************************************************
Esta es una historia que cree para nilmarys que me parece una gran amiga el proxmimo martes publica la segunda parte espero que les haya gustado y visiten esta pagina: http://www.lifeisnotnitendogame.blogspot.com/... comenten esta la historia. cuidence
besoos... 

2 comentarios:

ทіしᗰᗋГүՏ dijo...

wow es P E R F E C T A me encanto que digo encantar me requeteencanto!!!! es hermosa, es perfecta es *_*, grax enserio muchas grax...grax por la historia por tomar d tu tiempo y hacer la grax jaja no m canso d agradecerte *_* fue perfecta no lo dudes...es hermosa y Mark como m gusta jje grax y grax por ser parte d mi corazon por que aunq no creas desde lejos te estimo mucho y eres una gran amiga...besos espero la segunda parte!!!!!!!

yous ortiz dijo...

Ooooo me gusto mucho esta interesante espero que sigas así, y que mary y mark se vuelvan a unir.

Tu seguidora yously

Eres genial